Noticias

¿Por qué Riopaila le está apostando al cultivo de piña?

Junio 09th, 2016

La organización Riopaila Castilla está haciendo una nueva apuesta por el sector agrícola y desde hace unos años se decidió a diversificar la producción de caña.

 

Sus primeras cartas las puso sobre el cultivo de piña y hoy, después de un periodo de aprendizaje, han logrado crecer en ese propósito y pronto iniciarán exportaciones, como es su meta principal.

El encargado de concretar esta apuesta es Gustavo Barona, gerente de las empresas del sector agrícola de Riopaila, entre ellas Bengala Agrícola, la cual está dedicada a sembrar y comercializar piña.

Las cifras del directivo indican que este año la organización terminará con más de 400 hectáreas sembradas con esta fruta, con la capacidad de producir 1,5 millones de kilogramos al mes.

Esto ya pone a la compañía en capacidad de exportar, tarea que empezarán desde noviembre, cuando entre en marcha la planta de cosechadora.

En diálogo con El País, el directivo que tiene diez años vinculado a este Grupo Empresarial, contó los alcances del proyecto con el que esperan aportar a la diversificación del panorama agrícola del Valle.

¿De dónde nace la idea de sembrar piña en el Valle del Cauca?
La organización Riopaila Castilla tuvo la visión en el 2011 de diversificar las actividades en el sector agropecuario y crea tres empresas para ello, dos que se dedican a la caña y Bengala Agrícola para la producción de frutas y hortalizas. El principal foco desde el inicio es atender los mercados de exportación y se piensa inicialmente en la piña y el aguacate.

En la investigación se encuentra que Costa Rica es el principal exportador de piña, producto que mueve US$2500 millones al año, de los cuales ese país aporta el 48 %. Es una fruta con mucho potencial de crecimiento, con un consumo per cápita de 1,4 kilos al año. Además Costa Rica tiene 42.000 hectáreas sembradas en piña y no puede crecer más.

¿En qué etapa se encuentra el proyecto?
Trajimos técnicos costarricenses y montamos el proyecto, inicialmente en un finca que se llama Manantial, en Pradera, con 63 hectáreas, de las cuales 58 hectáreas se sembraron en piña. El resultado fue muy positivo porque nos dio producciones superiores a las de Costa Rica con una calidad de fruta muy buena. Hoy en día estamos en tres fincas en Pradera y en Miranda, tenemos en total 300 hectáreas propias sembradas en piña y la meta es terminar este año con 430 hectáreas.

¿Cómo está actualmente el mercado de piña en Colombia?
En el país se ha producido piña durante muchos años y hoy en día tenemos unas 14.000 hectáreas sembradas de variedades que no son de exportación. El mercado se ha reinventado mucho en los últimos años.

Cuando empezamos el proyecto pensamos que Bengala no podía vender más de 400.000 kilos mensuales de piña porque saturábamos el mercado, sin embargo, hoy en día se consume más piña que hace dos años y nosotros estamos vendiendo 1.500.000 kilos en el mercado nacional al mes. Esto se ha logrado sin impactar el precio en el mercado, pese a que aumentó la oferta, debido a que se ha eliminado mucha intermediación.

Nosotros estamos sembrando 67.000 plantas por hectárea y cada planta da una piña que pesa entre 1,8 y 1,9 kilogramos, es decir, que eso representa un promedio de 127 toneladas por hectárea.

¿Quiénes exportan piña en el Valle del Cauca?
Se hacen ventas muy puntuales, pero no hay cultura de exportación de frutas. Colombia está cambiando hacia la variedad MD2, que es una piña muy agradable para comer en fresco.

Por eso nosotros, que tenemos nuestro objetivo en el mercado externo, importamos la semilla MD2 de Costa Rica y hoy tenemos nuestros campos certificados con semillas costarricenses que es lo que piden los mercados internacionales.

Además del cultivo, también se trajo maquinaria y tecnología de este país centroamericano, pero desarrollada para el país como equipos de fumigaciones, brazos cosechadores, la infraestructura en general. La cosecha de piña es semimecánica, el arranque es manual, pero los campos tienen una banda que saca la piña hasta el sitio de almacenamiento.

¿Cuándo iniciarán las exportaciones de la fruta?
Estamos terminando la planta para la exportación de fruta en fresco, la cual se construye en Pradera con una inversión de $11.000 millones. Esperamos poderla inaugurar en noviembre con la meta de colocar el 70 % de la producción en los mercados externos.

El próximo año estaremos en 22 millones de kilogramos de fruta año y esperamos exportar 15 millones con las hectáreas que hoy están sembradas. Para finales del 2015 creemos que habrán 430 hectáreas, de las cuales estaremos cosechando 280 hectáreas.

¿Qué valor agregado ofrece la nueva planta?
Esta fábrica lo que hace es lavar, desinfectar, proteger y clasificar el producto por peso, porque para vender en los mercados externos hay que cumplir con unos estándares. En este lugar también se empacará la fruta y se refrigerará. Uno de los costos grandes que tiene este proceso son los cuartos de refrigeración porque es fundamental conservar la cadena de frío.

¿Hacia qué mercados están enfocando sus esfuerzos?
Arrancaremos hacia Suramérica: Chile, Perú y Argentina, pues hacia estos destinos son seis días de tránsito en buque. Pese a que Bengala se acaba de certificar con la norma Basc, que es la más confiable para ventas a nivel internacional, necesitamos aprender de la mecánica de la exportación y ganar confianza en este proceso.

No podemos experimentar con los mercados europeos porque son 28 días para llegar con producto en barco y cualquier retraso afectaría la fruta. Por eso haremos la carrera de aprendizaje hacia el sur del país, pues ante cualquier eventualidad hay tiempo para reaccionar.

La planta de poscosecha iniciará operaciones en noviembre y la idea es empezar a exportar, en primer lugar, hacia el mercado chileno.

En materia de empleo ¿qué tanto aporta este proyecto?
Una de las cosas que más satisfacción le da al grupo empresarial es la generación de empleo.

En el municipio de Pradera no hay mucha oferta de trabajo, las posibilidades son pocas y la población se ha duplicado. Además se enfrentan a problemáticas sociales como la inseguridad y desempleo.

Una hectárea de piña genera un empleo, mientras que 30 hectáreas de caña generan un empleo, entonces con el cultivo de piña la oferta de trabajo ha aumentado y ha permitido que hayan unas 350 personas ocupadas y la cifra seguirá aumentando en la medida en que crezcamos.

Ha sido muy satisfactorio porque este proyecto ha funcionado en zonas pobres. Estamos en zona rural de Pradera y Miranda donde se le ha dado empleo a personas de la región y estamos demostrando que la verdadera paz se logra con empleo, es un aporte de Bengala al posconflicto.

En la diversificación que se plantea la compañía, ¿a qué otros productos le apuestan en el futuro?
Por ahora la segunda parte del proyecto es la tercerización. En este momento estamos arrancando conversaciones con personas que quieran vincularse al proyecto, que aporten tierra y capital y bajo la asesoría de Bengala empiecen a producir la fruta.

Obvio, estas personas o asociaciones tendrían el apoyo y paquete técnico que ha sido adaptado de Costa Rica a las condiciones de Colombia y el Valle.

Esperamos lograr otras 500 ó 600 hectáreas, de manera que la tercera fase termine con unas 1100 hectáreas sembradas en piña en el Valle del Cauca.

Además de esto, Bengala tiene ya 18 hectáreas sembradas con mango en el municipio Zarzal y se está pensando en otros proyectos agrícolas.
Estamos haciendo la cadena de aprendizaje con el mango, cumpliendo con la misión de ser una empresa hortofrutícola.

¿Dónde se consiguen los productos de Bengala?
Hoy tenemos presencia en las grandes superficies del país, centros de abastos como Corabastos, la Mayorista. También en algunas cadenas de supermercados.

Tomado de http://www.elpais.com.co/elpais/economia/noticias/por-riopaila-le-esta-apostando-cultivo-pina

Visto 809 veces Modificado por última vez en Miércoles, 03 Agosto 2016 18:28

Últimas Noticias